Hongos silvestres, una delicia efímera y escasa

Churintzio, Mich., julio 2016.- En un platillo podrían parecer idénticos a champiñones, sin embargo, son silvestres, son naturales. Son una delicia que sólo se da dos o tres semanas al año. Justo cuando empiezan las lluvias, “la tierra se calienta” y brotan estos en prados con pastos donde pastorean al ganado bovino. Su nombre científico Agaricus campestris, conocidos simplemente como hongos. Algo que algunos definimos, como un pedacito de cielo.

Hongos pisoHace 30 años cosechar hongos en los alrededores de La Piedad era cosa común. Hoy, esta especie es otra víctima de los fertilizantes químicos. Tuvimos que viajar 50 kilómetros hasta un punto entre Churintzio y Tlazazalca para volver a encontrar este alimento. Alonso de 11 años y Claudia de 15 fueron nuestros guías. Cruzamos su hogar que a las 8 de la mañana ya brillaba de limpio y entramos a un potrero. Cruzamos cercas de piedra y alambres de púas, ahí estaban.

La primera señal de que había hongos apareció. Flores blancas, amarillas y azules. Unos las llaman tempranillas y otros las conocen como flores de San Nicolás.  Mi emoción por ver pequeños champiñones no la compartían Alonso o Claudia quien no comprendían mi sonrisa. El cielo nublado, el aire fresco, el olor a tierra mojada, el rocío en el pasto era la escenografía de un paisaje que hace 25 años no pisaba.

Hongos Tempranilla

La abundancia de hongos me sorprendió. Los niños platicaban y entre bromas me señalaban donde recolectar más. El ojo experto de la gente de campo reconoce los champiñones silvestres. El sombrero es blanco y las laminillas son de un bonito color rosado. Según madura, las laminillas se vuelven de color marrón y finalmente negras. Es muy importante no confundirlo con otro tipo de hongos blancos muy similares pero con láminas blancas que es tóxico. La especie tóxica se reconoce porque en el momento de tocarla adquiere un color amarillento.

Hongos inverso

Recolectamos hongos de hasta 15 centímetros de diámetro. Llenamos una canasta y una cubeta chica con los champiñones silvestres. Alonso es tan generoso que hasta un cachorro de perro quiso regalarme. Ellos los comen asados. Claudia dijo que no son precisamente su comida favorita. Su mamá los lleva a vender a Churintzio. Es otra forma de cómo esta gente se sustenta de la tierra. Comprarlos y pagar su precio sin regateo es una forma de conservar este producto y esta tradición.

Hongos Alonso Claudia

Al momento de llevar los hongos a casa, mi madre dice que huelen a su infancia, a su finado esposo, a su mamá, a sus hijos, al campo. El Agaricus campestris es característico de prados húmedos bien abonados por la presencia de ganado. Es un hongo que aparece tras las lluvias y es una señal del temporal. Para su consumo es aconsejable que las láminas sean rosadas. Pero igualmente BRUNOTICIAS quiere compartir una receta que pueden hacer ya sea con hongos silvestres o champiñones comunes.

RECETA

Ingredientes

Hongos cocinados

1 kilogramo hongos silvestres champiñones

1 cebolla grande
2 chiles serranos
3 jitomates saladet
2 dientes de ajo
8 hojas medianas de yerbabuena
Aceite de oliva al gusto
1 cucharadita de sal
Modo de preparación
Hongos Pelando
Los hongos no se lavan, solo se les retira la pata, o bien, se les corta la parte con tierra. También se pueden pelar y retirar la piel o pellejo.
En una sartén se calienta el aceite de oliva a fuego medio. Se blanquea la cebolla picada y los dientes de ajo junto con los chiles.
Una vez que se transparentan estos  se añade los jitomates picados en cuadritos y la yerbabuena picada.
Se le añade la sal y los hongos picados. Se tapa la cazuela para que los champiñones suelten su jugo, una vez hecho esto se baja la llama por 20 minutos.
Es importante que se mueva el guiso en este lapso para evitar que se peguen los ingredientes.
Total
25
Shares
Related Posts