ARRESTAN EN ALEMANIA A EX PRESIDENTE CATALÁN PUIGDEMONT

  • La detención se realizó en la ciudad de Kiel al ingresar a territorio alemán proveniente de Dinamarca.
  • Por Pablo Sanguinetti y Almudena de Cabo (dpa)

El ex presidente catalán Carles Puigdemont fue arrestado hoy en Alemania y podría ser entregado los próximos días a España, donde está procesado por delitos vinculados al plan independentista con el que abrió una grave crisis en el país.

Puigdemont fue interceptado a las 11:19 horas (9:19 GMT) en un área de descanso junto a la autopista A7 tras ingresar de Dinamarca a Alemania por la frontera norte, confirmó a la agencia dpa la Policía en la ciudad de Kiel, que respondió así a una orden de captura europea activada por el Tribunal Supremo español el viernes.

La Fiscalía del estado federado de Schleswig-Holstein, a cargo del caso, determinará hasta mañana lunes si mantiene a Puigdemont en custodia policial hasta que se resuelva su entrega a España, un paso que podría demorarse entre diez y 60 días.

Entre tanto, el político de 55 años fue trasladado al centro penitenciario de Neumünster en un pequeño vehículo con los cristales tintados hacia las 15:00 horas. El trato fue “correcto” en todo momento, admitió su abogado, Jaume Alonso Cuevillas.

La detención indignó al independentismo catalán, que volvió denunciar el “autoritarismo” de Madrid. “España no garantiza un juicio justo, solo venganza y represión”, escribió en Twitter Elsa Artadi, portavoz de la plataforma Junts per Catalunya (JxCat), de Puigdemont.

Mireia Boya, ex diputada del partido soberanista y antisistema Candidatura de Unidad Popular (CUP), planteó en la misma red social: “Ahora se verá si la Unión Europea avala la vulneración de derechos fundamentales por parte del Estado español”.

La influyente entidad independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC) llamó además a manifestarse hoy en la región en protesta contra el arresto de Puigdemont y el envío a prisión preventiva de otros cinco líderes soberanistas este viernes.

Por el contrario, Albert Rivera, líder del partido antiindependentista Ciudadanos, celebró el fin de “la huida del golpista”. “Intentar destruir una democracia europea, saltarse las leyes democráticas, romper la convivencia o malversar dinero público para ello no puede gozar de impunidad”.

La aparición del principal responsable del plan independentista que abrió una crisis institucional sin precedentes en España pone fin a dos días de misterio sobre su paradero desde que el Tribunal Supremo en Madrid reactivara el viernes una orden de captura contra él y contra otros cinco independentistas huidos de España.

El pedido de captura sorprendió a Puigdemont en Helsinki, adonde había viajado el jueves para mantener reuniones en el Parlamento finlandés y ofrecer una conferencia en la universidad.

Su regreso a Bruselas estaba previsto para el sábado, pero a última hora se supo que había abandonado Finlandia ya el viernes por la noche y por medios desconocidos. Desde entonces se ignoraba su ubicación, como aseguró hoy su propio abogado antes de que se conociera su detención en Alemania.

La revista alemana “Focus” señaló que los servicios de Inteligencia españoles sí conocían la ubicación de Puigdemont y que dieron el aviso a la Policía alemana en cuando ingresó en el país.

Fuentes de la Seguridad de Estado citadas en la prensa española confirmaron que Puigdemont estaba bajo control desde su salida de Finlandia y que se analizó su arresto en Dinamarca, pero esta opción se descartó al saber que el independentista pasaría por Alemania.

Este país es uno de los que mantiene mejores relaciones de cooperación policial con España e incluye en su código penal delitos equiparables al de rebelión que se imputa a Puigdemont. Su arresto en Alemania plantea por eso al independentista un problema mayor que si hubiese ocurrido en Bélgica.

Puigdemont vive en Bruselas desde hace casi cinco meses, cuando abandonó España tras ser destituido por el Gobierno central debido al plan independentista en Cataluña que culminó el 27 de octubre con el Parlamento regional aprobando crear una república.

El ex presidente catalán está procesado por un delito de rebelión agravada, castigado con hasta 30 años de cárcel, vinculado a ese proceso. Un total de 25 de los 28 investigados por el plan soberanista fueron procesados el viernes por diversos cargos y quedaron así a un paso de ser juzgados.

El arresto de Puigdemont y la crisis catalana: cinco claves 

¿Por qué fue detenido Puigdemont ?

Puigdemont presidió desde 2016 el Gobierno catalán con el que culminó el plan independentista que abrió una crisis política, institucional y social sin precedentes en España, en particular con una consulta soberanista ilegal el 1 de octubre en la región y una resolución del Parlamento catalán que aprobó crear una república el 27 de octubre.

Tras meses de investigación, el Tribunal Supremo español confirmó el viernes el procesamiento de Puigdemont por delitos de rebelión y malversación, penados con hasta 30 años de cárcel, debido a su papel en esa crisis. También reactivó una orden de captura europea que motivó su detención hoy. En total hay 25 procesados.

¿Qué hacía Puigdemont en Alemania?

Puigdemont llevaba cinco meses viviendo en Bruselas, adonde se desplazó tras ser destituido por el Gobierno español debido a la declaración independentista del Parlamento catalán el 27 de octubre. Desde entonces no volvió nunca a España, donde tiene pendiente una orden de captura.

El jueves había viajado a Finlandia para dar una conferencia en la Universidad de Helsinki. Su regreso a Bélgica estaba previsto para el sábado, pero lo adelantó cuando el Supremo activó la orden de captura el viernes. La Policía alemana lo detuvo hoy después de que cruzara la frontera norte del país en un coche con destino a Bruselas.

¿Qué relevancia tiene el país de detención?

El arresto en Alemania complica la situación penal de Puigdemont considerablemente más que si se hubiese producido en Bélgica, según los expertos.

Alemania es uno de los países con los que España mantiene mejor cooperación policial. Además, a diferencia de lo que ocurre en Bélgica, el código penal germano incluye el delito de alta traición, equiparable al de rebelión que se imputa a Puigdemont, con penas de diez años de prisión a cadena perpetua en los casos más severos.

¿Qué ocurrirá ahora con el independentista?

Puigdemont fue detenido en virtud de una orden de detención europea, mecanismo aplicado desde 2004 para aceitar la cooperación entre los países comunitarios con plazos y procedimientos bien definidos.

En un primer paso, la Justicia alemana debe decidir si mantiene a Puigdemont detenido hasta que se decida su entrega a España. Si el ex presidente lo acepta, el plazo es de diez días. En caso contrario, la decisión debe tomarse en un máximo de 60 días.

¿Qué impacto político tiene la detención?

La detención de Puigdemont llega en un momento especialmente tenso en Cataluña, donde los partidos independentistas denuncian el “autoritarismo” de España por la ofensiva judicial contra los responsables del proceso soberanista en la región.

La influyente entidad civil Asamblea Nacional Catalana (ANC) llamó ya a manifestarse a las 17:00 horas (15:00 GMT) contra el arresto del ex presidente y el envío a prisión preventiva de otros cinco independentistas el viernes.

Más allá de la tensión institucional y social, sin embargo, la detención de Puigdemont y su posible entrega a España tiene un limitado impacto político real. Desde Bruselas no podía ni votar en el Parlamento catalán ni volver a ser elegido presidente regional.

Cataluña vive una parálisis política desde las elecciones del 21 de diciembre debido a la dificultad de los independentistas para hacer valer su mayoría absoluta e investir a un nuevo presidente, en parte por la huida o detención de varios de sus diputados.

De la huida al arresto: los 146 días de Puigdemont en el exterior

– 30 de octubre de 2017: Puigdemont cuelga en Instagram una foto desde la “Generalitat” en Barcelona, sugiriendo que ha ido a trabajar el lunes pese a la destitución de todo su “Govern” dos días antes por parte del Gobierno español. Por la tarde, sin embargo, se confirma que se ha desplazado a Bruselas el fin de semana con parte de su ex Ejecutivo.

El mismo día, el fiscal general del Estado español presenta una querella contra todo el destituido Gobierno catalán por delitos vinculados al plan independentista en la región.

– 31 de octubre: Puigdemont explica que viajó a Bruselas para “poner de manifiesto el problema catalán en el corazón institucional de Europa y denunciar la politización de la Justicia española”. Parte de la prensa comunitaria califica de “circo” su tumultuosa rueda de prensa y las instituciones europeas le dan la espalda.

– 2 de noviembre: Oriol Junqueras, ex “número dos” del Govern catalán, y los otros ocho ex consejeros (ministros) que permanecieron en España quedan en prisión sin fianza tras acudir a declarar a la Audiencia Nacional en Madrid. La juez dicta una orden europea de captura contra Puigdemont y los cuatro ex consejeros que lo acompañan en Bruselas.

– 5 de noviembre: Los cinco imputados se entregan a la Policía belga, que los deja en libertad vigilada hasta que se resuelva la orden de detención cursada por España.

– 25 de noviembre: Se confirma que Puigdemont concurrirá a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre en Cataluña como cabeza de lista de la plataforma Junts per Catalunya (JxCat).

– 5 de diciembre: Comienza oficialmente la campaña electoral y ese mismo día el Tribunal Supremo de España retira las órdenes de captura contra Puigdemont y los cuatro ex consejeros huidos. Cinco días antes había dejado ya en libertad provisional a todos los ex consejeros presos en Madrid, con excepción de Junqueras y el ex titular de Interior.

– 7 de diciembre: Decenas de miles de personas se manifiestan en Bruselas para reclamar la independencia de Cataluña y tratar de implicar a la UE en la crisis. El acto está organizado por las entidades civiles Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, cuyos presidentes siguen también detenidos en Madrid.

– 21 de diciemre: El partido antiindependentista Ciudadanos gana las elecciones en Cataluña, pero las fuerzas soberanistas suman mayoría absoluta. JxCat supera inesperadamente a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el partido de Junqueras, lo que coloca a Puigdemont como favorito para liderar el nuevo “Govern”.

– 22 de enero de 2018: Puigdemont se arriesga a ser detenido viajando a Copenhague para una conferencia, su primera salida de Bruselas, pero el juez del Supremo evita pedir su arresto. El ex “president” viajará las semanas siguientes también a Suiza y Finlandia en un intento por internacionalizar la crisis catalana.

– 30 de enero: El presidente del Parlamento catalán suspende a última hora el pleno que pretendía investir a Puigdemont como presidente. Cede así a las advertencias de la Justicia, que ve ilegal una investidura a distancia del candidato.

– 31 de enero: Los medios filtran un mensaje privado de Puigdemont a uno de los ex consejeros que lo acompañan en Bruselas dando por “acabado” el plan independentista. “Los nuestros nos han sacrificado. Al menos a mí”, dice sobre la suspensión de su investidura.

– 23 de marzo: El Tribunal Supremo español anuncia el procesamiento de 25 de los 28 investigados por el plan soberanista, que quedan así a un paso del juicio. Puigdemont y otros 12 son acusados de rebelión, delito castigado con hasta 30 años de cárcel. El juez reactiva además las órdenes europeas de detención contra seis que se encuentran fuera de España y dicta prisión preventiva incondicional para otros cinco.

– 25 de marzo: La Policía alemana detiene a Puigdemont después de que cruzara la frontera desde Dinamarca en coche con el objetivo de volver a Bruselas. Cumple así con la orden europea activada por Tribunal Supremo en Madrid e inicia un trámite que podría acabar con la entrega del independentista a España.

Total
24
Shares
Related Posts