¿A que le tememos cuando nos dicen que regresamos a la presencialidad?

presencialidad

¿A que le tememos cuando nos dicen que regresamos a la presencialidad?

Nosce Te Ipsum, por: Josman Espinosa Gómez

Si bien es cierto que ya muchos estamos regresando poco a poco a la presencialidad, y otros ya están de lleno en ello, la fecha del 30 de agosto es significativa para todos nosotros, porque es la fecha que se ha dado para que las escuelas regresen a sus labores, y si bien es cierto que todo irá en un ritmo de poco a poco y en la famosa modalidad híbrida, cierto es que cada institución marcará sus reglas y formas para dicho regreso.

Lo que sí ha sido inevitable, son los múltiples comentarios que existen al respecto donde la incertidumbre y el miedo han enmarcado dicha situación.

La mayoría se expresará en nombre de los niños y su salud de manera evidente, no existen estudios que nos aseguren que es una medida segura la que se está tomando, pero exista dicha evidencia o no, la orden está dado, y entonces ahora recae en los padres y/o tutores la decisión de mandar a sus hijos a la escuela y ser responsables de que enfermen, o no mandarlos y seguir con la situación en la que llevamos más de 500 días con todas las implicaciones que eso representa para los padres, el trabajo de los padres, la economía y muchos otros factores que se ven involucrados.

Aunque también existe un factor latente en el que pocos nos detenemos a pensar, los miedos que tenemos los adultos ante lo que pueda o no pueda pasar una vez que salgamos todos a nuestras actividades en la presencialidad, pero de eso casi no hablamos, solo criticamos y buscamos culpables de lo que incluso todavía no pasa, pero tal vez pueda pasar.

Tenemos miedo de que haya afuera sigue habiendo un virus que no está controlado, la gente sigue contagiándose y la gente sigue muriendo y no hay manera de que alguien nos dé la certeza de que eso va a terminar en poco tiempo, por lo que ese temor nos acompañará cada vez que salgamos y veamos a una multitud y más si no traen cubrebocas y no guardan la sana distancia.

presencialidad

Otro temor que tenemos, es que nos guste o no, en estos más de 500 días nos habíamos habituado a nuestra nueva vida, a la convivencia con nuestros familiares de forma más cercana, a no tener que considerar los tiempos de traslado al trabajo, ni a la formalidad de una vestimenta diaria, así que, aunque nos hemos quejado por mucho tiempo de este confinamiento, también nos habíamos acostumbrado a una nueva zona de confort y dejarla otra vez, nos ocasiona conflicto.

Sin duda uno de los miedos que vamos a enfrentar, es que volveremos a ver a las personas y a intentar relacionarnos con ellas, seguramente esto no será tan fácil como creemos, hemos cambiado, nuestro carácter, competencias, actitudes y muchas otras cosas ya no son las mismas, no sé si son mejores o peores, pero tendremos que empezar a reconocernos a nosotros con los otros y ellos a nosotros estando otra vez juntos, vendrán momentos de inseguridad y desconfianza, seguramente problemas de comunicación, sí que dicho temor no es de a gratis, pero tendremos que ser pacientes entre todos.

Por último, pero no menos importante, está el hecho de que somos seres humanos en procesos de duelo constante, la cantidad de pérdidas que hemos sufrido y que seguiremos sufriendo han sido muchas, y las veces de elaborar dichos duelos no siempre se han presentado, por lo que, sumado a lo anterior, ya son muchas cosas que tenemos que acomodar en nuestras vidas antes de volver a salir al mundo, así que si, es lógico tener miedos, pero no que nos paralicen.

Así que allá vamos a la nueva presencialidad, con muchas faltas, algunos golpes psicoemocionales y con muchas incertidumbres que hoy y talvez mañana tampoco tengan respuesta, pero tenemos que hacerlos a un lado y seguir adelante, hay un camino por recorrer que definitivamente iremos sorteando día a día, pero que, cuidándonos, juntos y con mucha paciencia podremos salir adelante.

Tener miedos es normal y está bien, solo que no sea algo que no nos permita vivir estas nuevas oportunidades de vida que nos esperan, porque si bien es cierto que estuvimos encerrados por un rato, la vida seguía y tarde o temprano nos estaba esperando, con o sin miedos.

La decisión es tuya, reflexiona sobre los miedos que esto te provocan a ti, deja de lado buscar culpables y empieza a ser consciente de lo que te detiene y conviértelo en un área de oportunidad, porque lo que sigue requiere lo mejor de ti.

MÁS SOBRE LA PRESENCIALIDAD Y TEMAS DE PSICOLOGÍA…

MÁS EN BRUNOTICIAS SOBRE PRESENCIALIDAD Y OTROS TEMAS…

Esta y más información puede leerla, verla o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en Facebook @Brunoticias. Nuestro Twitter @Bru_Noticias. En el Instagram @brunoticia O bien puede suscribirse al canal de YouTube Brunoticias. También descargue nuestra aplicación BRUNOTICIAS para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Escuche nuestro Podcast Brunoticias en SpotifyApple PodcastGoogle Podcast o Anchor

PRESENCIALIDAD Y OTROS TEMAS.

Total
81
Shares